Pasión por construir. Let´s build

JAVIER MÉNDEZ, director del Gabinete Técnico del Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Madrid inicio | volver a noticias
"BIM supone un cambio de paradigma en la gestión del proceso constructivo"
JAVIER MÉNDEZ, director del Gabinete Técnico del Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Madrid
  • “Se precisa un análisis riguroso del parque de edificios existentes como punto de partida del objetivo tecnológico que exigen las ciudades inteligentes” 
  • “Los edificios precisan atención, seguimiento y control durante su ciclo de vida”

 

¿Qué está suponiendo el uso de BIM en el sector de la construcción y entre todos los profesionales implicados?

BIM supone un cambio de paradigma en la gestión del proceso constructivo. La redacción de proyectos, su posterior ejecución y explotación final requiere de la intervención de multitud de agentes que, en cada una de las fases y subfases de este complejo proceso, se abastecen de datos y generan información, actúan e interactúan, siempre alrededor de un elemento común: el proyecto de la edificación. Éste se encuentra sometido a cambios y tomas de decisiones que obligan a cada una de la partes a trabajar de forma coordinada, existiendo flujos de información definidos y que permitan asegurar la trazabilidad de las decisiones, así como de la documentación generada en base a las mismas.

La Modelización Parametrizada BIM (Building Information Modeling) de un proyecto de edificación facilita el desarrollo del trabajo grupal y multidisciplinar que surge alrededor de cualquier proyecto, de forma ordenada, asegurando la adecuada integración de materias y conocimientos necesarios para proyectar de forma detallada, construir de forma eficiente y hacer un uso y mantenimiento de la edificación sostenible.

La aplicación de esta nueva metodología BIM de gestión del proyecto, obras y la posterior explotación de la edificación en todas sus facetas es ya una realidad en el entorno europeo y comienza a serlo en nuestro país. En un momento de cambio del modelo productivo en general, y en particular dentro del sector de la construcción y gestión de la edificación, la aplicación de esta nueva tecnología situará a la vanguardia de la cualificación profesional a las empresas y técnicos que conozcan y dominen los conceptos y herramientas de gestión de los modelos paramétricos virtuales.

 

¿Por qué 2016 será el año BIM y el de la Smart City?

Como continuación del año 2015, en el que la propuesta BIM ha tenido un alto calado por la respuesta recibida desde el sector, durante este año continuaremos desarrollando temáticas  en este entorno.

Hablar de entornos BIM es enfocar diferentes conceptos necesarios y optimizar en la medida de lo posible la eficiencia en todas las fases del ciclo de vida de un edificio, minimizando residuos y recursos empleados, entre otros. Estos conceptos no pueden  estar al margen de compromisos como el consumo casi nulo o el cambio de modelo constructivo hacia una mejora del campo edificatorio existente.

Si se apuesta, y así lo ha respaldado nuestra Administración con la creación de la Comisión BIM, por un elemento o herramienta que permita incorporar datos durante todo el ciclo de vida del proceso constructivo, en el centro del vocablo BIM la “information” ha de incluir campos que no son contrapuestos ni a los productos ni a los consumos durante la fase de  explotación.

España ha asumido determinados compromisos internacionales. En ellos se utiliza el término “medio urbano sostenible”, y se liga, fundamentalmente, a aspectos de eficiencia energética y de actuaciones integradas en los barrios, buscando una política conjunta que aúne los aspectos sociales, medioambientales y económicos de las operaciones en las ciudades preexistentes.

 

A su juicio, ¿qué puede aportar CONSTRUTEC y BIMEXPO a los profesionales y al conjunto del sector?

Los edificios precisan atención, seguimiento y control durante su ciclo de vida. Y en éste, la fase de uso y explotación es, sin lugar a dudas, la más importante ya que es la que va a poner de manifiesto si las anteriores han tenido suficiente calidad, previsión y acierto.

La definición del cumplimiento del deber de conservación regulado establece que el deber legal de conservación comprenderá la realización de los trabajos y las obras necesarias para satisfacer, con carácter general, los requisitos básicos (seguridad de las personas, bienestar de la sociedad y protección medio ambiente) de la edificación establecidos en LOE, y para  adaptarlas y actualizar sus instalaciones a las normas legales que les sean explícitamente exigibles en cada momento.

Se precisa un análisis riguroso del parque de edificios existentes como punto de partida del objetivo tecnológico que exigen las ciudades inteligentes.