Pasión por construir. Let´s build

MANUEL DEL RÍO, presidente de Danosa inicio | volver a noticias
"CONSTRUTEC es un punto de encuentro de referencia para arquitectos, constructores y aparejadores que actúan como prescriptores"
MANUEL DEL RÍO, presidente de Danosa

¿De qué productos y soluciones dispone la industria de la construcción para mejorar la calidad de vida de las personas?

Para mejorar la calidad de vida de las personas la industria de la construcción debe garantizar confort, comodidad dentro del recinto, desde un doble perspectiva: térmica y acústica. La industria debe asegurarse de que no se escuchen ruidos procedentes de los vecinos ni tampoco del exterior. Sistemas flotantes que duplican las paredes de separación; suelos flotantes que amortiguan el ruido de impacto, es decir, pisadas, arrastre de mesas y sillas…; sistemas de membranas acústicas muy ligeras y mucho más eficaces, que combinan distintos efectos anti-resonantes y amortiguantes para asegurar la intimidad dentro del espacio son algunas de las soluciones más innovadoras para aislar el edificio.

El confort, como decimos, también pasa por asegurar una buen aislamiento térmico, en DANOSA nos gusta llamarlo confort oculto. Sobre todo, si tenemos en cuenta que seis de cada diez viviendas presentan deficiencias en este sentido, lo que es muy grave, porque al percibir sensación de frío por las humedades que provoque la filtración y la lluvia, el usuario tiende a subir el termostato, haciendo que la factura de la calefacción llegue a encarecerse hasta un 30%. Y además, aquí no nos engañemos, las ventanas no son la única vía de escape de la energía. Otros de los causantes de este problema son el tejado (30% aproximadamente), los muros (25%) o los suelos (2%). Y para todos ellos la solución es la misma: un aislamiento correcto. Pese a lo farragoso que pueda parecer, apenas una capa de 1 centímetro de poliestireno extruido tiene la misma capacidad aislante que un muro de piedra de 82 centímetros de espesor.

 

¿Qué papel juega en esta búsqueda por la creciente calidad la impermeabilización y el aislamiento?, y ¿qué propuestas ofrece su compañía?

Como estamos viendo, la impermeabilización y el aislamiento son fundamentales, son una pequeña mejora que puede suponer un enorme cambio en la habitabilidad de un inmueble. Por ejemplo, el uso de aislantes acústicos en una vivienda puede llegar a reducir las molestias hasta en un 70%. Todo esto por no hablar de que, como decíamos antes, en España, el 60% de los edificios no cuenta con la protección térmica adecuada y, precisamente, son las viviendas las que consumen alrededor de un 20% de la energía total del país, por lo que son auténticas depredadoras de energía.

Realmente, para dar solución al problema de la ineficiencia energética, en DANOSA hemos desarrollado unos sistemas de aislamiento térmico pensados para reducir el consumo de energía y las emisiones de CO2 a la atmósfera. Entre algunas de sus cualidades destacan la mínima absorción de agua, la elevada resistencia frente a grandes cargas o que ayudan a reducir la factura energética hasta en un 50%.

Por otro lado, para acabar con el problema del ruido ambiental –que ha ganado mucho peso en los últimos años, ya que se conocen más sus efectos sobre la salud humana, por ejemplo, disminución de la visión nocturna, aparición de fatiga, insomnio...- tenemos nuestros sistemas de aislamiento acústico, que están diseñados para reducir o evitar la transmisión de ruidos aéreos y estructurales entre las diferentes estancias de un edificio.

También tenemos soluciones que, aplicadas a los edificios, permiten mejorar la calidad del aire, reducen la cantidad de energía necesaria para climatizar el interior de un edificio, atenúan el ruido aéreo… Son las estructuras ajardinadas, comúnmente conocidos como ‘techos verdes’. Nosotros presentamos un sistema integral  que minimiza el efecto “isla de calor urbana”, contribuyendo al ahorro energético y al correcto desarrollo de las plantas, garantizando en todo momento la estanqueidad del agua.

También hay que tener en cuenta que la demanda energética de un edificio es la que éste requiere para que una persona pueda disfrutar de unas determinadas condiciones de confort. Hablamos de agua caliente, iluminación, climatización… Precisamente ésta última es una de las grandes depredadoras de energía. Sólo la calefacción y la refrigeración suponen un 46% del consumo total de una casa. Por ello, nosotros hemos diseñado un sistema de cubiertas reflectantes compuesto por una superficie blanca de alta reflectancia solar que minimiza la absorción de calor en la cubierta, contribuyendo a limitar la demanda energética y, por tanto, favoreciendo un consumo más sostenible.

No podemos dejar de lado los riesgos a los que están expuestos los materiales de construcción utilizados en las estructuras enterradas de un edificio (por ejemplo un muro): lluvias, condensaciones o escorrentías, pueden afectar gravemente la  salud de un edificio, por ello, la impermeabilización es vital. El sistema que hemos desarrollado para proteger y favorecer la evacuación del agua subterránea destaca por su resistencia a la penetración de raíces, su facilidad de colocar y su durabilidad, entre otras propiedades.

 

¿Cómo cree que CONSTRUTEC puede contribuir a potenciar el conocimiento del sector y a impulsar el negocio de las empresas?

CONSTRUTEC se alza como un potente escaparate para dar a conocer las últimas novedades en sistemas constructivos, poniendo el acento en la necesidad de que este sector, uno de los principales motores de la economía española, sea también sostenible, eficiente energéticamente y tenga realmente un compromiso firme con el confort de las personas.

Sin duda, estamos ante un punto de encuentro de referencia para los arquitectos, constructores, aparejadores y profesionales del sector, que actúan como prescriptores, máxime ahora que por fin los visados para la reforma de viviendas en nuestro país están mostrando una tendencia positiva tras años de caída como consecuencia de la crisis. De hecho, el año pasado crecieron un 13%, según los datos que manejamos del Ministerio de Fomento, por lo que la rehabilitación es, sin duda, una de las actuales vías de crecimiento del sector de la construcción. Es más, el 66% del gasto en la edificación ya está destinado a la rehabilitación.